Es tiempo de asados

“Hoy comemos asado”. Típica frase de domingo, ¿verdad?

Coloquialmente cuando decimos “asado” nos referimos a asado de cordero, bien sea cordero lechal, cordero o Ternasco de Aragón. El asado de carne de cordero es tan habitual que no hace falta especificar “de cordero”.

¿Cuáles son las mejores partes del cordero para hacer un asado?

Claramente, la paletilla, el costillar, la pierna o lo mejor, un asado completo.

Sin duda, en España en general y en Aragón en particular, la paletilla es la reina de la mesa cuando hablamos de asados. Grasa infiltrada, carne jugosa, sabor exquisito, costra crujiente son algunas de sus características más sobresalientes.

Otra parte idónea para meter al horno es el costillar. Igual de jugoso y sabroso pero sin necesidad de tanto tiempo de elaboración.

La pierna, en España, no es tan apreciada y sin embargo es lo más valorado para los asados en el resto del mundo.

Cuando hablamos de “asado completo” nos referimos a meter al horno todo el animal, bien sea entero, medio, a cuartos … La ventaja, que puedes repartir un poco de cada parte a casa comensal.

 

Espero que estos consejos os vengan muy bien ahora que se acercan las fiestas navideñas porque seguro que en más de una casa habrá asado para comer. En la sección de recetas podréis encontrar más opciones para elaborar ricos asados de cordero como por ejemplo:

¿Cómo podemos acompañar un buen asado?

Las patatas son las reinas de las guarniciones pero podemos sustituirlas por ejemplo por boniatos, remolachas o nabos que aportarán sabores diferentes y más originales.

Las frutas también son unas fantásticas guarniciones para los asados: ciruelas, manzanas, uvas, peras… cualquiera de ellas, añadiéndolas a falta de 30 minutos para sacar el asado nos van a aportar un punto de dulzor o acidez diferente pero muy agradable y fresco.

 

¿Cómo aliñar un asado?

Un aliño básico sería regar la carne de cordero con agua, añadir unos dientes de ajo, hojas de laurel y un poco de romero o tomillo. Aunque también podemos jugar con otras especias como orégano, clavo, bolas de pimienta, salvia, comino, perejil, e incluso una ramita de menta fresca.

El ajo y el aceite se añade muchas veces ya triturado junto con el perejil.

Para “regar” el asado hacerlo con agua es fundamental para que se vaya evaporando y reblandeciendo la pieza por dentro pero podemos además añadirle otro tipo líquidos como el vino blanco, vinagre, cognac, vino de oporto, jerez, mistela, sidra, zumo de naranja, vermouth … Si echamos líquidos con alcohol , este se evapora y se reconcentran los sabores aportando aromas a la carne. Para esto es necesario mínimo 30 minutos para que se evapore y reduzca.

 

Espero que estos consejos os vengan muy bien ahora que se acercan las fiestas navideñas porque estoy seguro que en muchas casas habrá asado para comer. En la sección de recetas podréis encontrar muchas opciones para elaborar asados de cordero como por ejemplo:

 

¿Tienes alguna consulta? Escríbeme y te ayudaré a resolver cualquier duda que te surja.

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.
Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies