Dale sabor a tus días en casa con cordero

Son días muy duros para todos, especialmente para los enfermos del Covid-19 y sus familiares. También están siendo semanas complicadas para nuestros sanitarios, repartidores, carniceros, agricultores, etc. que se ponen en riesgo y redoblan sus esfuerzos para que el resto podamos alimentarnos correctamente en casa.

Los españoles estamos acostumbrados a hacer mucha vida social y gran parte de ella al aire libre y ahora hay que creer en lo que nos dicen y hacer caso. Esto pasará y muy pronto podremos estar disfrutando de esas chuletas de cordero a la parrilla que tanto nos gusta hacer con los amigos.

Mientras llega ese momento, tenemos que ayudar quedándonos en casa y el cordero nos puede ayudar a ponerle sabor al día a día.

Posiblemente estarás encerrad@ pensando en mil cosas. Una de las principales será en como entretenerte y como animarte, ya que este encierro se nos está haciendo largo a casi todos.

En mi caso una de las cosas que más me anima es cocinar. En casa me pregunta mi mujer: ¿en serio no necesitas que te ayude en la cocina? Si te cansas cocino yo algún día… y yo siempre contesto lo mismo: No cariño, tranquila. No me canso de cocinar.

De hecho, es más, estoy deseando meterme en la cocina para evadirme, concentrarme en ingredientes, fuegos y mezclas y pasar un rato entretenido, ¡ya que es el rato que más ameno se me hace de todo el día!

Esa alegría se extiende al resto de la familia cuando es Ternasco de Aragón lo que cocino. No porque haga recetas complicadas sino porque el sabor de nuestro Ternasco, al ser tan sabroso, parece que te alegra. En nuestra casa pasa también con el chocolate…

Claro, te pones a cocinar de diario y no es lo mismo que para un día de fiesta o si tienes invitados, pero la verdad es que, si te pones, te darás cuenta de que cualquier receta con cordero, acaba en éxito y en felicitaciones por sencillo que lo hagas.

A la hora de decidir que comprar o que cocinar, no os puedo recomendar ninguna parte en especial ya que todas ellas pueden resultar fáciles y rápidas.

Por ejemplo, unos filetes de pierna sin hueso. Lo sencillo y rápido (y no por ello menos rico) es hacerlos a la plancha vuelta y vuelta.

Como truco os diré que una vez que hayáis acabado no echéis la sartén a lavar, le añadís un poco de cebolla a tiras bien finita, le dais 2 vueltas para que pierda la dureza, le añadís una cucharada de azúcar y una buena chorrada de vinagre y tenéis una reducción bien rica para echarle unas gotas por encima a los filetes y alegrar esa receta tan rica ya de por si…

También podéis sorprender a los vuestros y hacerles el filete entre pan. No seré yo el que os incite a ponerle a ese bocadillo un huevo frito roto y unas pocas patatas fritas de bolsa para hacer un “Bocadillo de filete de ternasco con huevos rotos” ¡Ni se os ocurra porque lloraréis de alegría!


Bocadillo de Ternasco de Aragón con huevos rotos de La Antilla. Foto: Club del Ternasco de Aragón.

“Pues es que he bajado a la carnicería y tenía el cuello de oferta, así que le he pedido que me cortase unos collares y he preparado una caldereta de cordero“. Puff… ¡que rica! Por menos de 1€ por persona te marcas un platazo de llorar…

Sábado por la noche y otra semana más sin salir. Puedes hacerlo especial con unos churrasquitos de Ternasco de Aragón. Enciende el horno y cocínalos 25 minutos a 200ºC hasta que queden bien “churrascaditos”.

Prepara una salsa de yogur y menta y mientras os veis la película en familia… ¡a dippear! Esta manera de comer los churrasquitos me encanta ya que me recuerda a las reuniones que hacemos con otra familia de amigos.

Sacamos varias cosas al centro para picar y un día se me ocurrió sacar los churrasquitos a modo de nachos… ¡y menudo éxito! Con cuatro entrantes más que ponga, hacemos siempre unas cenas de escándalo…


Churrasquitos con salsa de yougur y menta. Foto: Carnes con Estilo.

¿Hace cuánto no disfrutas de una paletilla asada de Ternasco de Aragón? En serio… hace algunos años, el asado de ternasco era el plato principal del domingo en muchísimas casas.

De chico, en casa de mis abuelos, preparaban asado de segundo y ensalada y aperitivos de entrante y nos compraban una botella de Fanta naranja para tomar durante la comida.

Ahora de mayor no os voy a recomendar esa mezcla precisamente, pero sí que os diré que eran las dos cosas por la cuales estaba deseando llegar a casa de los yayos, ¡para beberme un vaso de Fanta y para comer asado!

cordero asado uvas galicia

Pues no sigas sufriendo y como decía la canción de Siniestro Total, “Alégrame el día…” con cordero, “alégrame el día”.

“Chico, pues yo con esto del encierro, me acabo de poner a dieta y estoy de bajón con tanta pechuguita y tanta quinoa…”

Te voy a dar una alegría, aprovechando que tengas que salir a la compra cuando te toque (no vayas de propio), compra unas chuletas de pierna de Ternasco de Aragón, con dos por cabeza será suficiente.

Ya sabes que la pierna es la parte del cordero que menos grasa tiene y está recomendada incluso para dietas adelgazantes.

Una vez que te hayas hecho con las chuletas, en casa hazlas a la plancha de la siguiente manera: unta una cara de la chuleta con una gotita de aceite de oliva virgen extra y hazlas vuelta y vuelta en la sartén.

Sácalas a un plato y en esa misma sartén, añade un poquito de orégano y un tomate cortadito a dados pequeños. Dale 2 vueltas rápidas a fuego fuerte y échalo por encima de las chuletas.

Un poquito de sal en escamas y disfruta por un día de una carne sabrosa y apta para los “no quiero coger peso”.


Chuletas de Ternasco de Aragón a la plancha.

Parece que me iba a olvidar de las Costillas, más conocidas en otras partes de España como “chuletillas”, pues no. ¿Cómo olvidar a la reina del cordero?

Os voy a proponer una manera diferente de cocinarlas. El día de antes las dejáis macerando en vino tinto.

El día de cocinado, os preparáis una “provenzal” y las empanáis simplemente recubriéndolas con esta mezcla. Las horneáis a 200ºC durante 12 minutos y a ver quién es el listo que me dice que el cordero es aburrido…

Recuerda, la cadena alimentaria sigue en marcha. Carniceros, repartidores, supermercados, repartos on-line… todo sigue, ya que nuestros ganaderos y agricultores no han parado para que no nos falte de comer.

Y no será por falta de ideas ni de tiempo… no dejéis de cocinar ni de comer cordero. Ambas cosas alegran y te dan ese puntito de ánimo para pasar estos días en casa un poquito mejor. Y no os olvidéis de guardar un par de porciones de chocolate para el postre…

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.
Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies