Costillar de cordero a la miel con patatas al horno

 

El costillar de cordero al horno es uno de los platos estrella que puedes preparar en cualquier celebración. Queda súper vistoso, jugoso y sabroso. Si lo deshuesamos en casa cuesta un poco de trabajo limpiar los palos de las costillas, así que lo ideal es que lo realice el carnicero.

Para que quede más bonito y jugoso lo ideal es enrollar la parte de los palos en el medallón de la costilla. En la carnicería sabrán perfectamente cómo hacerlo.

Receta de carré de cordero al horno

Si queremos quedar bien en una ocasión especial, presentar un costillar asado en carré marca la diferencia. No obstante, si no queremos hacerlo así, podemos perfectamente hornearlo sin deshuesar los palos. Un costillar asado en cualquiera de sus versiones es garantía de éxito.

Si lo cocinamos sin pelar las costillas solamente tendremos en cuenta que lo hornearemos 5 minutos menos antes de darle el toque de grill.

cocinar

Costillar de Ternasco de Aragón a la miel

Precalentamos el horno, calor arriba y abajo, a 200º.

Si hemos deshuesado los palos de las costillas (o nos lo ha hecho el carnicero) enrollamos la carne sobre el medallón de las costillas y sujetamos con un cordel de cocina. De lo contrario la carne perderá su forma.

Salpimentamos el carré de Ternasco de Aragón y lo colocamos en una bandeja para horno.

Lavamos y secamos las patatas baby. Les cortamos las puntas (opcional) para que queden más estéticas y las cortamos por la mitad. Tienen que quedar del grosor de un dedo o un poquito más. Las colocamos en el horno alrededor del carré.

Añadimos la cabeza de ajos, las ramas de canela, espolvoreamos el romero seco y regamos todo con un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

Horneamos a media altura durante 35 minutos. Una vez pasado el tiempo, damos un toque de grill durante 10 minutos más para conseguir un acabado crujiente.

Mientras damos el toque de grill aprovechamos para derretir las tres cucharadas de miel en el microondas. De esta forma nos será mucho más sencillo pincelar el costillar.

Una vez dorado, sacamos el carré de cordero del horno y lo pintamos con la miel.

Para servirlo, le quitamos el cordel y cortamos las costillas de dos en dos o de tres en tres, según nuestras preferencias. Acompañamos de unas cuantas patatas y de unos dientes de ajo asado.

Recomendamos este plato para un día especial, por lo que para acompañarlo sugerimos un buen vino tinto. Si es de Aragón, mejor que mejor. ¡Buen provecho!


Autor: Paula Durán

Cocinar para comer es una necesidad, en mi caso el mejor gimnasio mental en el que desestresarme. Amante de la cocina tradicional e internacional y sobre todo del Ternasco de Aragón.

Resumen de la receta
recipe image
Nombre de la receta
Costillar de cordero a la miel con patatas al horno
Propietario de la receta
Publicado el
Tiempo de preparación
Tiempo de cocción
Tiempo total

Dejar un comentario