Jarretes de Ternasco de Aragón al chilindrón

 

El chilindrón es un guiso típico y originario de Aragón y que pronto se extendió a zonas limítrofes como Navarra, La Rioja o País Vasco, siendo uno de los platos más populares de la gastronomía española.

Aunque como con cualquier guiso tradicional la receta cambia con facilidad de una zona a otra, los ingredientes básicos de la salsa chilindrón son el tomate, el pimiento rojo y la cebolla, lo que nos da la idea de que este plato se solía preparar en primavera y verano, ya que era la época en la que tradicionalmente se recolectaban estos ingredientes.

Tres ingredientes principales como tres son las cartas ganadoras (sota, caballo y rey) del juego que lleva el mismo nombre que la salsa, que se jugaba sobre todo en Teruel y del que se dice que el que ganaba decidía quien pagaba la comida, que era este famoso guiso.

Cordero al chilindrón

Orígenes aparte, este guiso es una forma sencilla de preparar un sabroso plato sin complicarnos demasiado, ya que todos los ingredientes a utilizar para la salsa chilindrón son básicos de nuestra nevera. Cebolla, tomate, pimientos, ajo, jamón, aceite… ingredientes que todos solemos tener en casa.

En este caso hemos elegido los jarretes de Ternasco de Aragón porque su ternura y gelatina los hacen ideales para guisar, quedando muy tiernos y jugosos. Vamos con la receta.

cocinar

Receta de chilindrón de cordero

Ponemos una cazuela ancha al fuego con un chorro de aceite de oliva que casi cubra el fondo. Salamos los jarretes de Ternasco de Aragón y los doramos sin cocinarlos por dentro.

En el mismo aceite añadimos el diente de ajo picado, la cebolla y los pimientos troceados en brunoise, es decir, en daditos muy pequeños. Para el resultado final del plato es recomendable cortar de igual tamaño todas la verduras. Las pochamos durante unos diez minutos.

A continuación añadimos el jamón y el pimentón, mezclamos bien, cocinamos un minuto y vertemos el tomate triturado. Es importante controlar que el pimentón no se nos queme, de lo contrario puede aportar un sabor desagradable al guiso. Salamos al gusto.

Una vez hayamos incorporado el tomate añadimos de nuevo a la cazuela los jarretes de Ternasco de Aragón, tapamos para evitar que el tomate salte y cocinamos a fuego medio-bajo durante unos 50 minutos o hasta que los jarretes estén guisados. A media cocción añadimos una hoja de laurel y el vino blanco.

Esta receta se puede acompañar con unas patatas fritas, a lo pobre o como más nos gusten. Si queremos dar un poco de frescor a nuestra comida podemos acompañarlos de una ensalada. ¡Buen provecho!


Autor: Paula Durán

Cocinar para comer es un necesidad, en mi caso el mejor gimnasio mental en el que desestresarme. Amante de la cocina tradicional e internacional y sobre todo del ternasco de Aragón.

Dejar un comentario

Inscribirse en la lista de espera Le informaremos cuando el producto esté disponible. Por favor, deje su dirección de correo electrónico a continuación.