Chuletas de Ternasco de Aragón con tabulé

Autor: Paula Durán

Cocinar para comer es un necesidad, en mi caso el mejor gimnasio mental en el que desestresarme. Amante de la cocina tradicional e internacional y sobre todo del Ternasco de Aragón.

Llega el verano y con él el calor y las ganas de platos frescos, porque conforme suben las temperaturas menos ganas tenemos de entrar en la cocina y más buscamos recetas fáciles, cómodas y rápidas de cocinar. Estas chuletas de ternasco sólo os van a llevar 5 minutos de vuestro tiempo y para darles un toque exótico las acompañaremos con taboulé.

El taboulé es un plato típico de la cocina marroquí y es una alternativa fresca a las ensaladas de hoja y que marida estupendamente con carnes y en especial con la carne de cordero bien sea a la plancha o la brasa en barbacoa convirtiéndose en un plato  equilibrado y saludable.

 

Receta de Chuletas de Ternasco de Aragón con tabulé

cocinar

Preparación:

Primero prepararemos el taboulé. Para ello, cortaremos la cebolleta y los pimientos en “brunoise”, es decir, en daditos lo más pequeños posibles. A continuación también cortaremos de la misma manera los tomates cherry y los aliñaremos dándoles un punto de sal y echándoles un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra, luego los reservamos.

Después, debemos hidratar el cous cous para lo cual debemos seguir las indicaciones del fabricante. Para esta receta calentamos la misma cantidad de agua que de cous cous y la llevamos hasta casi ebullición, cuando casi este hirviendo la verteremos sobre el cous cous. Después lo tapamos con un paño y lo dejamos reposar durante 5 minutos.

Una vez reposado rociamos el cous cous con aceite al gusto y separamos los granos con ayuda de un tenedor. Al cous cous ahora añadiremos las verduras previamente troceadas y aliñadas, las pasas, la menta o la hierbabuena al gusto, y bien picada.

Por último, añadimos el zumo de limón al gusto, os recomendamos comenzar con una cucharada y añadir más poco a poco y finalmente espolvoreamos con un poco de pimentón dulce.

El taboulé lo podemos dejar preparado con antelación y así solo tener que freír las chuletas de ternasco justo antes de comer.  Para frerlas echamos unas gotitas de aceite en la sartén y les damos  vuelta y vuelta. Las chuletas de ternasco las podéis hacer en sartén, plancha o brasa. Una vez hechas, las chuletas solo queda servirlas acompañadas del taboulé.

¡Qué aproveche!

 


Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.
Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies