Albóndigas de cordero Ternasco de Aragón al curry

 

El curry es el nombre de la mezcla de especias o del plato preparado con estas y que procede del este y sudeste asiático (especialmente la India). No hay una receta concreta de esta mezcla, ya que en cada zona y hasta cada persona tiene su propia preparación. En el S. XVIII fue introducida en Europa por el Reino Unido y Países Bajos, que la habían conocido en sus colonias de aquella época.

Estamos muy familiarizados a ver en el supermercado el curry en polvo, pero originalmente era una pasta (que podemos encontrar en algunas grandes superficies y en tiendas especializadas). En cuanto al color podemos dividirlos en 3 grandes grupos y que dependen de los ingredientes (y sus tonalidades): verde, amarillo y rojo.

Albóndigas de cordero al curry

Tras este (muy) breve repaso a la historia de este rico plato vamos a ver las opciones y acompañamientos con los que podemos prepararlo.

Se puede utilizar cualquier carne para preparar un curry, pero con el Ternasco de Aragón, por su sabor y jugosidad queda de maravilla. Para esta ocasión hemos elegido la pierna picada por su baja cantidad de grasa y, además, podemos aprovechar el hueso para hacer el caldo. Aparte de pierna para albóndigas, podemos utilizar otras partes del Ternasco de Aragón para hacer un curry, como los collares, falda chuleteada, churrasquitos, jarretes

Si queremos un auténtico sabor indonesio, aunque bien extendido por todo el sudeste asiático (India, parte de China, Vietnam, Camboya…), lo prepararemos con leche de coco. Generalmente viene en lata y se encuentra en prácticamente cualquier supermercado o en tiendas de productos asiáticos. Otra variante, aunque con un sabor totalmente distinto, es utilizar nata o leche evaporada, esta última muy apropiada si queremos un plato un poco más ligero.

En cuanto a los acompañamientos, como siempre, podemos dejar volar nuestra imaginación, aunque el más utilizado con diferencia es el arroz blanco, normalmente largo y al que podemos añadir pasas y/o frutos secos. También podemos acompañarlo con unas verduras cortadas a tiras finas y salteadas, una ensalada, patatas, pan… Las opciones son casi infinitas.

cocinar

Receta de albóndigas de Ternasco de Aragón al curry

Pediremos a nuestro carnicero que nos pique pierna de cordero Ternasco de Aragón (le pedimos que nos de el hueso para el caldo).

Prepararemos las albóndigas con unas horas de antelación. En un plato ponemos la miga de pan, mojamos en leche y lo reservamos. En una ensaladera grande colocamos la carne picada de Ternasco de Aragón y la salpimentamos.

Añadimos cilantro picado al gusto (si no nos gusta podemos utilizar perejil), el huevo y la miga de pan habiéndola escurrido antes de la leche sobrante. Mezclamos hasta obtener una masa uniforme. Colocamos en un cuenco amplio, tapamos con papel film y refrigeramos durante unas horas (mejor hasta el día siguiente).

Para el caldo elegimos las verduras que más nos gusten (cebolla, puerro, zanahoria…) y las doramos en una olla junto al hueso de cordero. Cuando todo esté bien dorado, añadimos agua (dependiendo de la cantidad de caldo que queramos) y hervimos durante 1h 30 min en olla convencional o 40 min en olla exprés.

Para preparar las albóndigas formamos bolas del tamaño de una nuez y pasamos por harina eliminando el exceso de esta. Freímos en aceite de oliva hasta que queden doradas por fuera pero sin cocinar por dentro, escurrimos el exceso de aceite y reservamos.

Para preparar la salsa:

Cortamos en brunoise, es decir, en daditos pequeños, la cebolla y pochamos en una sartén hasta que quede transparente. A continuación, añadimos el caldo de Ternasco de Aragón, la leche de coco y el curry y cocinamos a fuego medio durante 10 minutos. Añadimos las albóndigas y cocinamos durante 10 minutos más.

A la hora de servir espolvoreamos cilantro (o perejil) y cebollino al gusto. Es recomendable servirlo bien caliente y acompañado, como os hemos sugerido antes, de arroz blanco, verduras salteadas o lo que más nos guste. ¡Buen provecho!


Autor: Paula Durán

Cocinar para comer es un necesidad, en mi caso el mejor gimnasio mental en el que desestresarme. Amante de la cocina tradicional e internacional y sobre todo del ternasco de Aragón.

Dejar un comentario