La biodiversidad está a salvo con el pastoreo tradicional

Recientemente se celebró el Día Internacional de la Diversidad Biológica con el lema de “Soy parte de la solución”. Es un buen momento para recordar que nuestras ovejas y cabras también son parte de la solución.

Desde UPRA (Unión de Productores de Raza Rasa Aragonesa) y Oviaragón-Grupo Pastores, en colaboración con la Feria Agrícola y Ganadera de Expoforga, que anualmente se celebra en Puente La Reina (Huesca) desde hace más de 32 años, no quieren desaprovechar esta oportunidad para poner en valor esta actividad del pastoreo tan importante en nuestro territorio, con la celebración (este año de forma virtual) de la XII Edición de los Premios a la Biodiversidad.

 

Ganaderías reconocidas

El segundo áccesit de los Premios a la Biodiversidad fueron para la Familia Burillo Royo de la localidad turolense de Alacón (Teruel) en plenas Cuencas Mineras. Una tierra dura donde sus 600 ovejas de Raza Ojinegra, con pastoreo conducido aprovecha de forma admirable “a base de horas” esos páramos secos alfombrados de tomillo, romero y salvia que producen un Ternasco de Aragón exquisito, comercializado con Grupo Pastores desde el año 1988.


Raquel y su padre Jorge Burillo de Alacón (Teruel)

Estas ovejas diariamente ajardinan con sus dientes cultivos, barbechos y montes en Los Planos, Borón, el Puerto y las lomas o en simas como en los barrancos de Mortero, Vicen o Pellejas que desde hace más de 6.000 años nos descubren el paso de sus moradores con ganado.

Jorge es heredero de una familia de pastores de toda la vida. Comenzó temprano a los 14 años, luego con su cuñado José y hoy es su hija Raquel que pone toda su energía y su juventud en continuar con la actividad de su explotación.

Jose Ángel Sanz Campo de Javierregay (Huesca), localidad de la Canal de Berdún en la Comarca de la Jacetania, recibió el primer áccesit. Jose Ángel ha venido a continuar la actividad ganadera de Casa Garcés, casa ganadera como la mayor parte de casas que desde hace siglos dan vida a nuestros pueblos y montes del Pirineo. Desde el 2001 produciendo Ternasco de Aragón.


José Ángel Sanz Campo de Javierregay (Huesca)

Seleccionando las 560 ovejas de Rasa Aragonesa desde el año 2015 en la UPRA, aprovecha los pastos de cultivos y los cultivos para ellas en las zonas de Punta Corona, Sorteo, Chancito, El Puente, Artal,.. y vega del rio Aragon-Subordán de esta localidad.

Con el ganado vacío y en colaboración con otros ganaderos (José Domingo de Hecho y Domingo de Siresa), suben en verano al puerto ansotano de Alano, en las sombras de Peña Forca. En el invierno rastrojos, barbechos y redallos de Ardisa y Ayerbe. Casa montañesa en colaboración con otras, ovejas, y puertos de montaña; un tridente que mantiene nuestro Pirineo.

 

Premio a la Biodiversidad 2021

La Familia Peiró, de la Localidad de Mara (Zaragoza), fue la galardonada con el Premio a la Biodiversidad. En el Valle del Perejil a las faldas de la Sierra de Vicor, en la Comarca de Calatayud, 1.800 ovejas de Raza Roya Bilbilitana.

Una raza adaptada a este territorio bilbilitano con el que comparte color y nombre. En selección con la Asociación de Ganaderos de Raza Roya Bilbilitana (AGROBI) desde 2010 y produciendo Ternasco de Aragón desde 2019.


Carlos y Javier Peiró de Mara (Zaragoza)

El rebaño de los jóvenes Carlos y Javier crea empleo (dos pastores y los de casa), arregla refugios antiguos de ganado (más de 12 parideras restauradas) cerca de las distintas zonas de pasto, utiliza y mantiene balsas de abrevaderos (aquí llamadas navajos) en cada zona de monte que pastorea y sus ovejas aprovechan, fertilizan y dan vida a parajes de cultivo y montes de los ayuntamientos de Belmonte de Gracián (Altos y Bajos de la Concha, Viver, Val de San Miguel, Prauma, Matillas y Campo Alto), Sediles (Sierra de Sediles, Val de Ramio y las Majillas), Paracuellos de Jiloca y Velilla de Jiloca (paraje de El Rato) y en Mara (Campo Alto, El Portillar, Sordos y Campo Bajo).

 

La necesidad de la ganadería extensiva para el mantenimiento de la biodiversidad en nuestro medio rural

Nuestro medio natural necesita de la ganadería para mostrar la biodiversidad en todo su esplendor.

Lo necesitan los propios pastos para garantizar la renovación de las plantas y la prevención de la arbustización, las vegas de los ríos para limpiar y aliviar los cauces, las áreas de arbustos y bosques para prevenir los incendios.

También los restos de cultivos para aprovechar una materia vegetal que de otra forma se convertirían en residuos estériles o los cultivos propios para pasto que en muchas zonas son la mejor alternativa para el aprovechamiento ganadero directo frente a la siembra para recolección agrícola.

 


Ganadería de Royas Bilbilitanas de Carlos y Javier Peiró.

 

De esta forma sus dientes, sus estómagos, su lana, sus crines, sus cuerpos… vehiculizan semillas a decenas de kilómetros, fertilizan el suelo, proporcionan materiales vitales para la supervivencia de aves, insectos, artrópodos y mamíferos que comparten su entorno.

Además, pone en valor que esta actividad permite tener economía y sociedad en áreas que hoy están asoladas por la despoblación y el abandono y que la permanencia del hombre en las mismas es estratégica para que su naturaleza (fuentes, sendas, bosques, fauna, lagos, ríos, etc.) esté disponible para toda la sociedad; por todo ello, nuestros animales que pastorean son una auténtica solución de biodiversidad y de vida.

Dejar un comentario